Cuca

Cuca Aunque parecías una cachorra, eras una abuelita... una maravillosa perrita abandonada cuando se hizo mayor.... Como tantas veces, ocurrió el milagro... Rebeca se enamoró de tí, y tu de ella... y desde entonces fuisteis inseparables... viajastes en su mochila, dormiste en su cama..., fuiste modelo de peluquería, y ejemplo de vitalidad y alegría... Viviste la mejor jubilación que pueda vivir nadie, y te has ido con los deberes hechos, aunque has dejado un vacío muy dificil de llenar... HASTA SIEMPRE, CUCA.... VUELA.....