Cosas que NUNCA deberías dar a tu perro

Quienes convivimos con perros, los llegamos a integrar tanto en nuestra familia y a querer tanto, que nos olvidamos muchas veces de que son perros y no pueden comer lo mismo que nosotros. Por eso os dejamos nota de las cosas que no deberías darle a tu perro.

 

1.- Huesos cocidos
Nunca deberías darle huesos cocidos, son muy malos. El hecho de que se lo demos muchas veces como premio nos obliga a llevarlo al Veterinario, porque quedan atascados y requieren de cirugía. El motivo muy simple, los perros son Omnívoros y muchos por ello No toleran los huesos. No te olvides que tampoco se le pueden dar huesos de pollo, conejo o similar, estén cocidos o no.

2.- No al Chocolate
El chocolate es tan apetitoso para nosotros como lo puede ser para nuestro perro.
¿Quién se resiste a darle como premio un bocadito de chocolate que estamos comiendo nosotros en ese momento? No, el perro no puede comer chocolate nunca.
El chocolate contiene Teobromina, que les provoca vómitos, diarreas, hiperactividad hasta llegar al paro cardíaco, infartos y muerte. Puede tardar horas e incluso días en manifestar los síntomas.
Mentalízate, tan sólo 100 MG de teobromina por Kilo de peso vivo, puede provocar en tu perro una intoxicación grave o gravísima que puede poner seriamente en peligro su vida. Por eso nunca debes dejar el chocolate al alcance de tu perro. Si en algún momento sospechas que tu perro pudo haber ingerido chocolate, acude urgentemente al Veterinario.

3.- El Alcohol muy malo
Muchas veces cuando nos tomamos una cerveza y por hacer la gracia le damos a nuestro perro para que chupe de la botella. Creemos que al ser una dosis tan baja no le va a suceder nada, pero no es cierto. Se pondrá nervioso y atacarán las cosas, hiriéndose a si mismos. Y si hablamos en grandes dosis, letales.

4.- La Leche, sólo durante la lactancia
La mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa. Si toman leche, desarrollarán diarrea. No tienen enzimas necesarias para disolver el azúcar en la leche provocando vómitos, diarreas y otras molestias gastrointestinales.
Si ves que a tu perro le gusta, dale sólo leche sin lactosa, rebajada en bastante agua. Les dará sabor, que es de lo que se trata.

5.- Ni Jamón ni Fiambres
El jamón suele ser rico en grasas y poseer mucha sal, por lo que si se lo das a tu perro podrás causarle graves dolores de estómago o pancreatitis. Beberán mucha agua.
Recuerda nada de jamón crudo ni comidas ricas en sal. Muy peligroso.

6.- La Cebolla Tóxica
Contiene una sustancia que daña los glóbulos rojos de la sangre y puede causar consecuencias fatales. Se pueden volver anémicos, débiles y con algún que otro problema respiratorio.

7.- Las Setas, Ajo, Café….
Algunas setas pueden producir dolor abdominal, daños hepáticos, renales, anemia. El ajo, aunque puede parecer benigno, también puede causarles vómitos, daños en el hígado, anemia, diarrea…

En cuanto a los alimentos para perros, debemos tener precaución con los colorantes y otras sustancias químicas. El BHA, que es uno de los principales conservantes antioxidantes usados para prevenir la decoloración de los alimentos, Evitarlo.

Después de haber leído con detenimiento todo esto, debemos llegar a la conclusión de que lo mejor, sin duda y para que el perro tenga la mejor calidad de vida posible, es darle siempre pienso comprado sólo en centros especializados, de gama alta y de uso veterinario.
Tu perro te lo agradecerá

¡Gracias por compartir!