Ser voluntario en una protectora de animales-2

Ser voluntario en una protectora de animales

Ser voluntario en una protectora de animales

Puede que hayas pillado este “virus” desde muy pequeño, porque tuviste la suerte de nacer en una casa con perro y jamás has vivido lejos de algún peludo. Puede que hayas tenido que negociar durante horas con tus padres para que por fin accediesen a ampliar la familia con un perro. Y a partir de este día entendiste el significado de la palabra “lealtad”.  Incluso puede que tu primer perro te haya llegado de mayor, cuando te sentiste preparado para hacerte responsable de esta vida que te lo da todo y pide muy poco a cambio. Poco importa el “cómo”, de qué manera los perros entraron en tu vida. Lo que vamos a ver hoy es el “por qué”. La razón por la cual una vez que uno asomó su hocico, se quedaron todos para siempre. Porque la frase “me gustan los perros” no se concibe en pasado. A uno no deja de gustarle los perros, como quién dejó un hobby por falta de tiempo. Convivas o no con un peludo ahora mismo, si uno te robó el corazón, ya estás atrapado para siempre. Algunas personas incluso deciden que quieren dedicar parte de su tiempo para el bienestar de los animales. De los suyos propios, pero también de los que no tuvieron tanta suerte. De los miles de perros, gatos y otros animales que a falta de un ser humano que les devuelva su voto de lealtad, quedaron varados en una protectora. Si te gustaría ser voluntario en una protectora de animales pero no sabes cómo hacerlo, has llegado al lugar adecuado. En el artículo de hoy vamos a hablar con Pilar, una de las voluntarias de la asociación NUEVA VIDA Adopciones.

¿Qué labor lleva a cabo una protectora de animales?

En este artículo hemos decidido poner el foco sobre la labor de NUEVA VIDA Adopciones, porque tuvieron la amabilidad de prestarnos su tiempo para contestar a nuestras preguntas. Pero realmente podríamos haber escrito sobre cualquier protectora de este país, ya que todas hacen un trabajo tan útil como maravilloso.

NUEVA VIDA Adopciones es una asociación sin ánimo de lucro que nacía hace 10 años como una iniciativa de dos o tres amigas que se juntaron para rescatar a animales que iban a ser sacrificados en perreras. Nunca se imaginaron entonces que iban a ayudar a más de 10.000 animales a encontrar a una familia que les diera la ‘nueva vida’ que se merecen. La misión de NUEVA VIDA Adopciones, como la de tantas protectoras, es ayudar a los cerca de 140.000 animales que se abandonan en España cada año.

Velan para salvaguardar el bienestar de los animales que custodian de varias maneras. Por una parte, se aseguran que los animales están en óptimas condiciones sanitarias, así como vacunados y registrados a nombre de la protectora. Por otra parte, los rehabilitan y los educan de manera respetuosa y positiva.Finalmente, trabajan para encontrar familias responsables a todos ellos.

Otra parte de su trabajo consiste en la concienciación de la población sobre la cría irresponsable e ilegal de perros y gatos, y del comercio que algunos quieren hacer con ellos. Intentan sensibilizar a la población sobre la importancia de un trato respetuoso y responsable hacia los animales. Todo ello para evitar posibles casos de abandono.

¿Por qué ser voluntario en una protectora de animales?

Cuando le preguntamos a Pilar qué le ha llevado a apuntarse como voluntaria, nos habla de su interés por la causa animal y cómo se ha dado cuenta de las elevadas cifras de abandono que hay en este país cada año. Lleva dos años aportando su granito de arena a la protectora y según sus propias palabras se trata de “una de las mejores decisiones de [su] vida”. 

Ser voluntario en una protectora de animales

¿Qué debo hacer para ser voluntario en una protectora de animales?

La mayoría de las protectoras de animales ofrecen un formulario a través de su página web o una dirección de correo electrónico para poder contactarlos y ofrecer sus servicios como voluntario. Entre los requisitos principales se suele pedir ser mayor de edad, tener interés por el bienestar animal, pero sobre todo, ser una persona responsable y comprometida.

Es importante también ser consciente del tiempo que requiere la colaboración y asegurarse de que uno podrá dedicarse a ello durante una temporada. La constancia es clave, puesto que la protectora en la que uno decide colaborar, pero sobre todo los animales, lo necesitan.

Algunas protectoras podrán pedir rellenar una ficha, otras tener una pequeña entrevista para conocer mejor al aspirante a voluntario.

Los diferentes roles dentro de una protectora de animales

Una protectora de animales se puede parecer a una colmena de abejas. Siempre hay muchas cosas que hacer y la suma del trabajo de todos permite hacer grandes cosas. Para hacernos una idea de todo lo que puede llegar a necesitar una protectora, Pilar nos ha detallado los diferentes roles que encontramos en NUEVA VIDA Adopciones:

  • Voluntario del albergue: para ayudar con el orden y limpieza del mismo, así como para estar con los perros que conviven allí, paseándolos, lavándolos, cepillándolos, y, lo más importante: dándoles todo el cariño que se merecen.
  • Adopciones y seguimiento:  tener contacto directo con los posibles nuevos adoptantes, conociendo y entendiendo bien sus circunstancias, experiencia y deseos. A su vez, conocer muy bien a los animales custodiados por la protectora, para así encontrar ´la media naranja´ de ambos. En definitiva, ser los ojos y la voz de los animales y también el asesor personal de los adoptantes. Una vez realizada la adopción, se pasa a la fase de seguimiento. Se verifica por teléfono, mail o mediante visitas, que el animal está en buenas manos y en óptimas condiciones. Esta fase de seguimiento sirve también para ayudar a los nuevos adoptantes a resolver sus dudas.
  • Difusión: hacer llegar al mayor número posible de personas la labor y las necesidades de la protectora. Ya sea a través de las redes sociales o en otras plataformas de adopciones.
  • Redacción, fotografía y diseño: redactar las historias de los animales en adopción, hacer fotos creativas de los mismos, escribir artículos interesantes, diseñar carteles para cursos y eventos, etc.
  • Trasporte responsable: puede ser de los animales al veterinario, a casas de acogida, al albergue, etc. También se puede necesitar trasporte para recoger pienso, medicamentos, etc.
  • Rescate: cuando una persona ve a un perro perdido o abandonado suele llamar a una asociación para que vayan a rescatarlo. Cuantos más voluntarios sean los que acuden a las “batidas”, más posibilidades tendrán de encontrarlo con vida para llevarlo a un lugar seguro donde reciba atención veterinaria, alimentos y todos los cuidados que están al alcance de la protectora.
  • Relaciones Públicas: Algunas protectoras necesitan un enfoque activo para dirigirse a empresas, veterinarios, tiendas de animales y lograr su colaboración. También acuden a escuelas para dar charlas y hacer coloquios. Contactan con los medios de comunicación para difundir su mensaje y dar visibilidad a los animales que custodia la protectora.

Ser voluntario en una protectora de animales

Lo que un aspirante a voluntario debe saber antes de apuntarse

Sin importar el sector en el que se lleva a cabo, el voluntariado tiene algo maravilloso: uno recibe mucho más de lo que viene a dar. En el caso de los animales, esta máxima se ve multiplicada y con creces. Uno aporta su ayuda a unos seres muy agradecidos como pueden ser los perros, que devuelven todo el cariño que se les puede dar en forma de un amor incondicional.

Pero también conviene recordar que en una protectora una persona puede llegar a encontrarse con situaciones difíciles. Más aún tratándose de seres indefensos como pueden ser los animales. Algunos llegan en condiciones muy extremas y habrá que hacer muchos esfuerzos para sacarlos adelante. Pero como bien resume Pilar, “una vez que llegan a la protectora, tenemos que olvidarnos de todo eso y centrarnos en cuidarles, en darles todo el cariño que deberían haber tenido desde el principio, y en encontrar a su familia definitiva”. 

A modo de conclusión, volveremos a citar las palabras de Pilar  cuando le preguntamos acerca del perfil ideal del voluntario en una protectora de animales“Constancia, continuidad y responsabilidad son las cualidades principales que buscamos en estas personas”.

¿Te has visto reflejado en estas líneas? Como Pilar, ¿quieres entregar parte de tu tiempo y de tu cariño para el bienestar de los perros? No dudes en buscar algún centro cerca de tu casa para ofrecerles tu ayuda. Los perros te lo agradecerán. Y con el paso del tiempo, te darás cuenta que seguramente es a ti que la experiencia ha aportado más cosas.

Si este artículo te ha gustado, no dudes en compartirlo. Quizás te puede interesar también este artículo con 8 maneras de ayudar a los perros abandonados o este otro sobre las ventajas de adoptar un perro adulto.

Fotos: @Clayvision

¡Gracias por compartir!