Le informamos que este sitio web instala cookies propias y de terceros al navegar por sus páginas con el fin de facilitar su navegación y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso e instalación. Acepto más información
Menu Menu barra

Amaxi

07-04-17

Llegó a nuestras vidas un día gris y lluvioso. Dolorida, cansada y hambrienta. Pura miseria.
Las marcas en su cuello dejaban claro que debía haber pasado mucho tiempo de su vida atada con una correa y utilizada para criar. Luego, cuando ya no sirvió más para criar la dejaron tirada en el campo a su suerte.
La hemos llamado Amatxi que significa ´abuela´ en euskera, porque debe tener entre 10 o 12 años. Solamente en mirarla, Amatxi nos ha llegado a todos al corazón. 

Y aunque tuvo muy malas experiencias con los humanos Amatxi no huía de nosotros. Sino muy al contrario: se acercaba a todo aquel que fuera a visitarla a la cuarentena. En una manera dócil. Siempre pidiendo mimos y rogando con la mirada que no le hiciéramos daño. Simplemente quería estar ahí, cerca, casi pegada a nosotros. Sin moverse apenas, imperceptible, como si quería asegurarse de no molestarnos. Y siempre cerca para sentir nuestro calor, rogando que no nos marcháramos y la dejásemos sola.

La hemos llevado varias veces al veterinario. Ahí presenciamos por primera vez su encuentro con otro perro. ¡Qué felicidad le daba ver a otros perros!

Pero los resultados del diagnóstico anunciaban lo peor: un soplo cardíaco, dentadura en muy mal estado, artrosis avanzada y cáncer de mamás.
Desde el primer momento fueron muchísimas las personas y organizaciones que se han ofrecido a ayudar a Amatxi para asegurarla de que lo que le resta de vida lo viva en una manera digna, rodeada de amor y cariño y que nunca más sufra dolor:

La empresa SMTP2Go (https://www.smtp2go.com)
La Fundación Acuai (https://acuai.org)
El Hospital Veterinario Parque Berlin
(http://www.clinicasveterinarias.net/hospital-veterinario-parque-berlin.php)
Los guardeses y voluntarios…

Nadie de ellos se ha preguntado si, dada su avanzada edad, merecía la pena operarla… Todos queríamos solamente una cosa: procurarle el mejor tiempo posible para el resto de su vida.

Con medicamentos le han tratado el soplo. Y en cuanto su estado general mejoró lo suficiente para poder operarla, le extirparon la cadena mamaria afectada con los tumores y, aprovechando la anestesia general, le arreglaron toda la dentadura para que no padeciese más dolor.

Para recuperarse física y emocionalmente, Amatxi fue a casa de Andrea, una voluntaria del albergue que tiene 3 perros. Las últimas semanas Andrea tuvo que cambiar su vida completamente, para no dejar nunca a Amatxi sola y para poder llevarla frecuentemente al veterinario.
Durante esas visitas al veterinario, le han regalado a Amatxi sesiones de laser para reducir el dolor en la zona lumbar de la columna. Ahora Amatxi ha cogido más fuerza y parece que puede andar mejor y con menos dolor. También está comiendo mucho mejor. Gracias al arreglo de su dentadura y seguro que también gracias a las comidas caseras que le está preparando Andrea: pollo con pasta y carne con arroz.

Pero desgraciadamente, los resultados de la biopsia eran peores de lo que nos temíamos: se trata de un cáncer maligno y avanzado con probable metástasis.

No sabemos cuánto tiempo de vida le queda a Amatxi dada su avanzada edad y su enfermedad. Lo que sí sabemos es que le vamos a dar la mejor calidad de vida posible. En Raquel hemos encontrado a una persona 10, en cuyo hogar Amatxi podrá quedarse a vivir indefinidamente y donde se sentirá segura y querida. Amatxi vivirá fuera de Madrid en una zona verde y tranquila. Incluso a veces, Amatxi podrá ir con ella a su lugar de trabajo, para no quedarse sola en casa. Cerca de su nuevo hogar hay un veterinario de confianza que dispondrá de todo el expediente médico de Amatxi para poder llevar su control y seguimiento. Tienen un parque de perros cerca y un parque natural muy próximo a su casa. Y lo más importante: Raquel tiene su corazón lleno de amor para compartir con Amatxi.

Gracias a todos por ayudar a Amatxi con tanto respeto y cariño.
Gracias a ti, Amatxi, por tu fortaleza, coraje y amor.